viernes, junio 10, 2005

Julieto y Romea


[Foto Paola M.]

Se acerca inexorablemente la fecha pactada... Los Capuleto y los Montesco serán unidos de aquí y para toda la eternidad... Lloren, lloren solteras y solteros de Lima, que vuestro sempiterno semidiós, aquel que fuera por su bravura y belleza coronado tres veces Miss(ter) Aura, dejará vuestras filas y pasará a la de los casados. ¡Ay de ustedes que soñaron con estar en el altar ese día con él! ¡Ay de ustedes que soñaron compartir la primera noche del lecho nupcial en sus brazos! Que el Gran Richi se alejará de las multitudes en olor a santidad, y pasará a compartir su vida con una única pantalla... digo, mujer.

Solteras y solteros de la Sede, acepten vuestra derrota con orgullo. Lleven la frente en alto y no intenten generar ninguna afrenta con aquella que en buena lid se los arrebató. Es cierto, él no pertenecerá más a las noches limeñas, pero su recuerdo jamás será expurgado de las paredes de aquellos ambientes queer que lo conocieron tan bien. ¡Sufre Peruano sufre! ¡Llora Lima! ¡Llora Mohl! Pero llora de alegría. Que el gran Richi ha decidido, y es feliz...

(Un fuerte abrazo a mis dos amigos, aquí, desde la lejana Kyoto... ¡Que sean felices y coman perdices! - y que Richi no llore mucho el día del matriqui)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio