jueves, abril 14, 2005

¡Adiós Invierno!

El año pasado me sentí estafado. Al comenzar el invierno, y luego de escuchar tantas noticias sobre lo frío que era por aquí, pregunté a mis compañeros del Laboratorio si debía estar preparado para lo peor. Es bastante frío - me dijeron - pero no tanto. Nieva unas dos o tres veces al año, pero cuando la nieve llega al suelo se derrite y no se llega a acumular.

¿Verdad? No creo que eso sea lo que haya pensado el dueño de esta bicicleta (algún despistado inquilino viviendo en Shugakuin como yo) que debe haber tenido problemas encontrándola... ¿Es eso es un invierno ligero?



Afortunadamente en algo no se equivocaron mis amigos, y es que no nieva demasiado por aquí. Aquella debe haber sido la cuarta o quinta ocasión en que nevó este invierno, y sólo la segunda en que algo de nieve se acumuló. Parece que hubiese nevado bastante, pero en realidad no fue tanto. Es que este pasillo es poco transitado, así que los pasos de las personas no la derriten (como sí ocurre en las demás calles).

Afortunadamente, como todo en la vida, el invierno ya terminó, dando paso a una gloriosa primavera. Hay una costumbre japonesa muy particular, y es la del hanami. Hanami significa literalmente "observación de flores", y de eso se trata. La gente sale en hordas a admirar las flores que el invierno mantuvo escondidas, y a las que la primavera da la bienvenida. Y de todas las flores es la del cerezo, o sakura, a la que más atención dedican. Esto es interesante, ya que si bien dichas flores son realmente bonitas (sobre todo si tienes frente a ti a cientos y cientos de sakuras en flor), las mismas tienen una vida de sólo 5 días, lo que implica que el período para su observación no supera la semana (o los diez días, con suerte), así que tenemos miles de personas paseándose y tomando fotos (año tras año) a los mismos árboles, en espacios reducidos. Una experiencia interesante, no apta para quienes sufren de demofobia (fobia a las muchedumbres)...



Claro que si tienes espíritu artístico (es decir, no ingenieril como el mío) pasarás un muy buen rato en tu esquina, pintando estos simpáticos árboles.



Para ver más (y mejores) fotos del hanami de este año, los invito a visitar las páginas Bloggering Away (les recomiendo visitar todos sus álbumes ) y la de mi amigo Chris (ambos espíritus mucho más artísticos que yo). ¡Disfrútenlas!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio