lunes, marzo 14, 2005

Cada loco con su tema...

Al llegar a Japón uno imagina encontrarse con cientos o miles de personas de ojos rasgados, todos igualitos, vistiendo terno oscuro y caminando al unísono, con un maletín bajo el brazo. Y es que esa es la imagen que de ellos nos han vendido tantas películas. Esa y la de los samurai y ninjas de antaño (pero uno francamente no espera encontrarse en estos días con ninguno de ellos por la calle).

Sin embargo al pisar finalmente suelo nipón y comenzar a transitar por sus calles, uno se encuentra con una fauna de personajes coloridos y tan distintos, que uno se llega a preguntar ¿qué ha pasado aquí?...

Y es que Japón ha cambiado muy rápido en las últimas décadas. Tan rápido, que Hollywood aún no ha tenido tiempo de actualizar sus estereotipos. Las generaciones anteriores trabajaron, muy duro, para hacer de este el gran país que es hoy, pero las nuevas, que no han vivido el trauma de la Segunda Guerra Mundial y que más bien han vivido toda su vida bajo el influjo norteamericano, quieren ser occidentales a toda costa.

Bueno, como siempre, esa afirmación no es cierta en el 100% de casos, pero es difícil no sentirse extrañado por personajes como el de la foto siguiente...



Estoy seguro no haber visto jamás nada parecido en Lima, pero también estoy seguro de no haber salido por sus calles con los mismos ojos que tengo aquí. ¿Qué fauna tenemos en el Perú? ¿Se sentirán tan extrañados los extranjeros por nuestros coloridos personajes, como nosotros por los suyos?

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio