martes, junio 06, 2006

Seguridad en las calles

A riesgo que uno de mis amigos me acuse de ser demasiado "positivista" al hablar de Japón (yo sé que estás allí escondido leyendo esto, mi querido Pepe-san), ninguna descripción de este pais estará completa si no menciona la extraordinaria sensación de seguridad que se tiene al recorrer sus calles.

No todo es perfecto en estas islas, por supuesto, aquí muchas cosas no funcionan como deberían, pero el poder caminar por las calles de la ciudad sin preocuparte de que roben el reloj, el celular o la billetera, es una experiencia sublime (sobre todo viniendo de una ciudad como Lima).

A continuación algunas fotografías para que se hagan una mejor idea de lo que hablo (como siempre, hagan click en cualquiera de ellas para ampliarla).

La primera foto fue tomada durante Gion Matsuri, uno de los festivales más grandes de Japón que atrae a unas 200,000 personas al año. Las cámaras y lentes de estos fotógrafos no bajan de 2,000 dólares cada una y, como ven, no están encadenadas a sus dueños. ¿Se imaginan llevar las mismas cámaras al centro de Lima para tomar fotos de la Procesión del Señor de los Milagros?



Como por aquí la lluvia es lluvia de verdad (no la garuíta maricona de Lima), tener un buen paraguas es obligatorio. Hay de todos los precios, por supuesto, pero nadie duda en dejar el suyo en estos paragüeros ubicados en las puertas de todos los locales. Total, ¿quién se va a robar uno?



Esta foto es de una de las esquinas más transitadas en Kioto, y todos llevan sus bolsas y carteras como si estuviesen en el lugar más seguro de Lima.



El otoño kiotense es mucho más frío que el invierno limeño, pero aún así hay bastante luz y dan buenas ganas de tomarse un café en una mesa al aire libre. Para quienes se atreven, este cafetín ofrece unas mantas para cubrirte las piernas que están allí, a vista y paciencia de todo el mundo, en una calle cualquiera de la ciudad. Llegas, compras un café, sales a la calle, te sientas en una de estas mesas y te cubres con la manta. Cuando terminas la doblas, la dejas donde estaba, devuelves tu bandeja con la taza de café y te vas.



Asahi es una cadena de tiendas de venta de bicicletas. Tienen cientos de ellas en exposición, muchas de ellas en la calle sin ninguna cadena ni seguro especial.



Esta es una librería que tiene sus revistas en un estante exterior para atraer curiosos. Llegas, hojeas las revistas que se te antojen, escoges una, entras al local, pagas por ella y te vas.



Una motocicleta estacionada en la puerta de un supermercado. ¿Ven el casco colgado del manubrio?



Y esta última es para quienes esperaron la respuesta a la pregunta del post anterior. El dueño de esta motocicleta dejó la suya estacionada y se fue de viaje por varios meses. En Lima, hace mucho tiempo que hubiesen desaparecido como mínimo los espejos, las ruedas y los controles (o como máximo toda la motocicleta). Aquí esta moto está tan segura en la calle, que hasta el moho crece en ella...



Imagino que no todas las ciudades son tan seguras (y además cualquier japonés te dirá que su país no es tan seguro como antes), pero después de vivir en una ciudad en la que desarrollas ojos en la nuca para asegurarte que nadie te sigue, en que escondes la billetera en algún bolsillo secreto del pantalón para caminar por la calle, en que no osarías sacar el celular en el bus y te haces el loco cuando timbra, y en que necesitas cuatro llaves para entrar a tu casa (para abrir todas las rejas, cadenas, cantol y demás), mudarte a Kioto y olvidarte de ese estado de tensión permanente es toda una delicia.

Y yo, como siempre, me pregunto, ¿qué tendríamos que hacer en el Perú para vivir en un estado de seguridad similar?

En fin, soñar no cuesta nada...

17 Comentarios:

El 06 junio, 2006 12:52, Blogger verolindapechocha dijo...

Pero bueno Gianca, no le hagas tan mala publicidad a mi Lima. Cada ciudad tiene sus pros y sus contras, lo importante es que en cada momento le veas lo positivo a la ciudad en la que te encuentres. Ya, Lima es insegura, pero para mí sus pros vencen de lejos ese contra y me hacen quererla de verdad. Gris, feota, violenta, es mía.

Sobre el moho de la moto, explica tu punto totalmente.

Ah, me olvidaba... Yo llevo mi cámara a todos lados y no pasa nada. Puede ser que un ángel me cuide... Puede ser que no transite x lo sitios más peligrosos... Puede ser...

 
El 06 junio, 2006 13:08, Blogger Giancarlo dijo...

Japón se siente peligroso a ojos de los japoneses, y Lima se siente peligrosa a los míos. Claro que es una peligrosidad de bajo nivel, básicamente de carteristas que arranchan y corren. Nada que ver con la peligrosidad neoyorquina en que primero te meten un balazo y luego te quitan el reloj.
Igual, me gustaría no estar gastando tantas neuronas fijándome en todas las personas que tengo alrededor, sobre todo cuando tengo algo de valor, o en programar mi ruta de regreso a casa por la noche para no pasar con mi auto por las famosas esquinas de Chicago Chico...

 
El 06 junio, 2006 13:55, Blogger schatz67 dijo...

Bueno Giancarlo, cuando analizamos la realidad de un pais como Japón bajo la óptica de la seguridad ,la comparación con un lugar como Lima en donde te roban las medias sin quitarte las tabas es sencilamente odiosa.

Por eso no hay sensación más para dójica que regresar de un viaje corto a cualquier lugar civilizado,llámese Canada, Seattle, Holanda o algún pais nórdico;uno regresa a su país contento pero por otro lado,te cuesta acostumbrarte al caos de nuevo y terminas extrañando el orden y la seguridad cotidianas.

Educación Giancarlo, educación y conciencia ciudadana,eso es lo que falta.

Un abrazo/Schatz

 
El 06 junio, 2006 14:13, Anonymous claudia albany dijo...

wolap =)

ohh k lindo post ... lo mismo me paso en un viaje a canada .... ya saben todo limpiecito ... los cajeros en la calle sin nadie ni nada que te pueda molestar ....
y que decir al igual que tu dices de lima yo lo digo de méxico

de vuelt a tu blog por que se me hace muy interesante espero que no moleste je je

y dejo la direccion de mi blog

http://sweet_lady.bravejournal

saludos y que estes bien

 
El 06 junio, 2006 14:19, Anonymous claudia albany dijo...

errata en la direccion

http://sweet_lady.bravejournal.com

sorry je je

 
El 06 junio, 2006 16:59, Blogger Peppermint dijo...

Entiendo tu punto de vista Giancarlo, yo soy limeña mazamorrera, nací y crecí en el cercado de Lima. Recuerdo que en una ocasión, con 7 años, un piraña me robó mi helado Donito. La experiencia me dejó secuelas. Nunca más salí de casa con la msma disposición de "antes", y me hice un hacha para reconocer delincuentes (¬¬). Lo bonito de ésta pequeña historia, es que ahora soy un hacha para defenderme en donde esté. Creo que nunca está demás saber defenderse, claro, hoy en día no salgo a la calle mirando para todos lados, ni pensando que en algún momento algun ladrón me estará esperando en cualquier esquina. Pero ojo al parche: en una feria del pueblo, una gitana intentó robarme el bolso... pucha.. vieja... la miré, me miró, me quizo meter miedo.. y la seguí mirando... en ésa época conservaba mi acento limeño a la perfección... "mira tía... arranca arranca nomás, que si te chapo te destrozo... "

Quererme robar a mi, que soy del cercado y tengo un master del parque universitario a media noche ¡¡y con apagón!!!, que valiente la tía...

 
El 07 junio, 2006 00:18, Blogger Cloud Strife dijo...

Giancarlo, efectivamente Japón es un país muy seguro; tal vez demasiado.

Habiendo hecho locuras como caminar solo por Los Olivos un día cualquiera 2 am. (cosa que solo hice una vez) te entiendo. Aquí hay que tener ojos en todos lados.

Regresar de Japón; en general de cualquier país a Perú es un trauma. Uno anda medio, mejor dicho bien paranoico al principio pues ve peligro en todas partes.

Aunque los japoneses dicen que Japón se ha vuelto más peligroso, uno no anda pensando que le saquen una pistola o un cuchillo para robarle. La verdad es una de las cosas que más extraño de Japón.

 
El 07 junio, 2006 06:25, Blogger Cloud Strife dijo...

Me olvidaba Giancarlo, pero los paraguas SI se los roban.

 
El 07 junio, 2006 08:56, Blogger zaratustra dijo...

Si Peru fuera como Japon no seria Peru sino Japon no?
Es que para eso esta la division odiosa de primer mundo y tercer mundo...
Civilizacion y barbarie...sino solo vean las combis...en eso debemos ser unicos en el mundo...Imaginate en Seattle a una custer parandose en medio de la pista o en Frankfurt un taxista siguiendote para q te subas...
Y asi ad infinitum
Zarita

 
El 07 junio, 2006 13:07, Blogger hechoenperu dijo...

hola me llamo alejandro te felicito por tu blog me gustan tus temas y mas aun la forma de como lo vives
si me permites una opinion no tan centralista, exactamente en huancayo (donde vivo); la inseguridad crece poco a poco ya que no es una cuidad tan grande como lima pero al tiempo que toda provincia quiere parecerce mas a la capital empeora la situacion; veamos el lado inedito: hay "choros" que se vuelven concientes a tal punto (por ke fui testigo de primera fila) que te devuelven tus documentos y te dan para el taxi de regreso ...todo un acontecimiento ....en fin
mientras unos vemos como decrecemos y otros queremos cambiarlo... tratemos de sobrevivir como solo los peruanos sabemos hacer
saludos a todos desde LA INCONTRASTABLE

 
El 08 junio, 2006 02:57, Anonymous Anónimo dijo...

Hola, Zenia desde el Caribe en:

http://imaginados.blogia.com

Las diferencias entre el primer y el tercer mundo son las que motivan las migraciones del sur hacia el norte en todo el planeta.
Lo malo es que muchas potencias del primer mundo saquearon desde la época de Colón al tercer mundo.
Hoy los saqueos siguen.
Los TLC en América Latina son una muestra de ello, en detrimento de las economías nacionales y de los productos agrícolas de estas regiones, muchas veces la única base del sustento.
El mundo está mal repartido.
Las dos guerras mundiales se debieron en gran parte a esos repartos e intereses de potencias.
Ojalá que no haya una próxima para poder enmendar en algo las grandes brechas que se establecen a través de los mecanismos financieros internacionales.

 
El 08 junio, 2006 13:11, Blogger Giancarlo dijo...

Tienes razón Schatz, pero no tienes que ir tan lejos. La primera vez que estuve en Santiago de Chile me quedé parado en una calle frente a la playa (en Reñaca) sin atreverme a cruzar por la zebra peatonal (por la cantidad de autos que pasaban), hasta que llegaron unos locales que cruzaron por allí sin siquiera fijarse en los autos... ¡los que se detuvieron inmediatamente! Fue la primera vez en mi vida que vi que el peatón tenía efectivamnente preferencia de paso.

Claudia, creo que todos los latinoamericanos nos sentiremos identificados...

¡Jajajaja, Pepper! ¡Extraordinaria maestría! Yo también tengo ojos en la nuca. En Japón pueden descansar tranquilos, pero definitivamente no están dormidos.

Bueno, Cloud, como dice Vero, Lima no es TAN peligrosa. Nosotros tenemos esa impresión porque conocemos todos los puntos negativos de nuestra ciudad con cielo color "panza de burro". Por lo menos allí no te meten un balazo para robarte después.

Zara, la cultura combi no se atreve a cruzar fronteras. Los choferes del servicio internacional de Ormeño se ponían sus cinturones de seguridad al cruzar la frontera, y se los volvían a quitar al regresar al Perú, ¡manejando así más de 1000 km hasta llegar a Lima! El limeño puede hacerlas cosas muy bien en Lima, pero la cultura "criolla" es mucho más fuerte...

Hechoenperú, yo también tuve la misma impresión cuando viajé a Huancayo por primera vez. Es una lástima, que las capitales de la sierra solían ser mucho más seguras que Lima.

La pobreza económica no justifica la inseguridad, Zenia, sólo la "pobreza educativa". Creo que en eso Cuba nos lleva buena ventaja.

 
El 10 junio, 2006 02:27, Anonymous Anónimo dijo...

Ja ja ja... me has hecho reir con eso de que estoy escondido acusándote de positivista.

No quiero dar una falsa impresion de que mi estadía en Japón fue negativa. Al contrario, doy gracias a Dios por la experiencia. Podría escribir horas sobre las cosas buenas.

El ser expat en Japón tenía muchas ventajas económicas y lujos como poder vivir en un depa en pleno Ebisu de 160 m2 + terraza.
Pudimos invitar a mis suegros, mamá y abuelita para que conocieran Japón.

No sabes cuánto extraño el poder salir a mil lugares diferentes los fines de semana.
Poder comer cualquier tipo de comida imaginable (peruana, japonesa, vietnamita, indonesia, tailandesa y un interminable etc) y casi siempre con una calidad extraordinaria.

Pasear sin miedo y disfrutando el paisaje sin andar noico porque me van a robar.
Salir de mi casa y a poco más de 100 mt y encontrar más de 7 restaurantes diferentes con deliciosa comida japonesa.

Tengo muchas anécdotas y experiencias agradables que podría contar, algunas ya las conoces.

Cambiando de tema, tu blog me parece excelente. Mi único comentario es que como hay un lado bueno, también hay uno malo, y mi sugerencia es que podrías hacer un poco de balance.

Un paréntesis. Te cuento que a mí me robaron 2 veces mis paraguas. Por suerte no sucedió lo mismo con Grace por lo que pude apachurrarme con ella para protejerme de la lluvia.

Bueno amigo, un saludo desde la distancia, y créeme que seguiré disfrutando de tu blog.

Un abrazo,

Pepe San

 
El 26 junio, 2006 14:08, Blogger セルヒオ dijo...

...yo vivó en la ciudad de méxico, y como sabrán no es muy segura... generalmente prefiero no salir después de que se oculta el sol, porque hay riesgo de que no regrese... me han asaltado a medio día, en mi escuela, en parques públicos, en el transporte público y habiendo gente alrededor... mi alma descansaría si viviera en un lugar con la mitad de la sguridad que tiene Japón... saludos... está chido el blog... :)

 
El 06 octubre, 2006 14:19, Blogger Chiyeko dijo...

Hola!

Después de leer todos los post del Blog hasta ahora me siento con ganas de opinar...

Personalmente (y por fortuna) no tengo ese problema de inseguridad en la calle (nisiquiera de noche). Pero por ello no dejo de ser prudente pues chalados hay en todos lados (y algunas zonas q siempre son conflictivas).

Japón es un país seguro gracias a su tradición por el respeto (de siempre), a la educación y al civismo. Pero siempre puedes encontrarte con un loco por las calles. Aún así tengo una cosa clara: esté dónde esté un héroe muerto es sólo eso, un muerto.

Cuídense!!!

 
El 07 noviembre, 2008 06:45, Anonymous marco47 dijo...

todo es cierto yo vivi en saitama ken japon y el tiempo q estube por alla 2 anos fue de lo mejor en cuention de seguri y todo lo demas les ahora vivo en eeuu pero son dos culturas muy diferentes completamente y la verdad que me gustaria regresar por visita a japon pues como en todo pais uno va a trabajar y no tiene mucho tiempo de conocer bueno otro dia comentamos

 
El 07 noviembre, 2008 07:49, Anonymous marco47 dijo...

por eso la pelicula el ultimo samuray es la verdadera historia de como era el japones y su vida cotidiana y una mala desicion nos dejo sin ese gran estirpe de leales y valientes , en fin cada pais con sus historias grandesas y errores

 

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio