martes, abril 25, 2006

Más vale perder un minuto en la vida...

(...que la vida en un minuto)

El día de hoy se cumple un año del segundo mayor accidente ferroviario en la historia del Japón. El 25 de abril del 2005, un tren expreso JR que recorría la línea Fukuchiyama, en Hyogo, descarriló en una curva estrellándose contra un edificio multifamiliar matando a 107 personas (todos pasajeros del tren). El tren había excedido el límite de velocidad en la zona ya que el conductor trataba de recuperar un retraso de 90 segundos. ¡Minuto y medio! El accidente fue causa de la posterior renuncia del presidente de la empresa.

En Japón los trenes son excesivamente puntuales (por ejemplo el retraso medio del Shinkansen durante TODO el año 2004 -incluyendo retrasos no imputables a los trenes- fue de ¡sólo 6 segundos!). El diseño de la red ferroviaria incorpora estaciones de intercambio en que los pasajeros cambian de trenes expresos a trenes locales, y el retraso de uno se replica en los posteriores en un efecto de dominó. En estas estaciones los trenes no se detienen más de 30 segundos, lo que da una pista del motivo del apuro del malogrado conductor.

Esta puntualidad excesiva tiene sus beneficios, claro. Uno puede saber con perfecta anticipación a qué hora va a llegar a su destino. Inclusive puede programar todo su viaje (así sea de un extremo al otro del país) usando una simple página web. Nadie puede excusar un retraso debido a que "el tren se demoró" o a que "el tránsito estuvo muy pesado" ya que todos estos factores han sido eliminados de la ecuación.

Para mí, personalmente, este es el principal motivo que hace de los japoneses personas tan puntuales.

Por el lado malo, sin embargo, tenemos la presión bajo la que viven los conductores de trenes por la obligación que tienen de mantener esta puntualidad al segundo. Quienes comenten errores son castigados públicamente siendo ingresados a cursos de "reentrenamiento", o son despedidos sin posibilidad de reclamo. Por lo menos uno se suicidó después de haber sido despedido - por detener un tren en marcha para realizar una verificación de seguridad.

Quienes trabajamos o hemos trabajado en áreas de seguridad sabemos que la causa real de un accidente no es siempre aquella que parece la más evidente. En el caso del accidente de hace un año, esta causa no fue el exceso de velocidad, sino la presión a la que los conductores son sometidos por llegar a tiempo.

Es que la puntualidad excesiva no es siempre lo mejor.

Que las almas de los 107 fallecidos hayan encontrado descanso eterno. Y que Dios, Alá, Yavéh, Jah o Jaungoikoa los tenga en Su Gloria.

8 Comentarios:

El 26 abril, 2006 00:29, Blogger Cloud Strife dijo...

Giancarlo, recuero bien ese accidente. Justo unos días antes de viajar a Japón, un poco chocante porque justamente habia escuchado acerca de la puntualidad de los trenes japoneses.
Es lamentable que sucdean estas cosas, pero en mi opinión los límites de tiempo son DEMASIADO estrictos en Japón. Es decir, siempre tienes que tener unos minutos y/o segundos de tolerancia en caso se den demoras y creo que eso es lo que no pasa en Japón, eso es lo que crea accidentes.
Pero en general, el tren es bastante seguro (mucho más que una combi, ¿no?).

 
El 26 abril, 2006 02:30, Blogger Peppermint dijo...

La sociedad japonesa tiene que aprender a vivir un poco más desahogada. Se ve a leguas el estrés causado por esa mentalidad tan estricta con ciertas cosas.

Por cierto, ¡César me ganó porque fuí al baño!, ¡AR!

 
El 26 abril, 2006 08:41, Blogger Armando dijo...

uuUUUuuu! eso de la puntualidad ya me esta dando miedo porq en mi siguiente semestre llegara una estudiante de intercambio de osaka de quien estara a mi cuidado y responsabilidad todo un año....lo que quiere decir q la llevare a visitar la ciudad a divertirse etc etc blah blah.... En fin espero q mi huesped no quiera obsesionarse con la puntualidad =P

Saludos!

 
El 26 abril, 2006 09:38, Blogger verolindapechocha dijo...

Demasiado stress para mi alma peruana. Eso que soy bien puntual ah. Pienso que es cuestión de respeto.

 
El 26 abril, 2006 12:08, Blogger Danza Invisible dijo...

Pucha, acá los choferes no son nada puntuales, y mira cuánta gente matan.

Fregados estamos!

 
El 29 abril, 2006 08:10, Blogger Chugurano dijo...

Me imagino que es dificil para un peruano acostumbrarse a un sistema como este, cuanto te tomó adaptarte?

 
El 30 abril, 2006 11:52, Blogger Lorges dijo...

Las tragedias siempre son ecos preventores en el futuro...
http://www.lorges-elautor.blogspot.com/
http://www.lorges-elautor.blogspot.com/
http://www.lorges-elautor.blogspot.com/

 
El 08 mayo, 2006 04:09, Blogger Zuriñe Vázquez dijo...

Muy atractivo el nuevo aspecto de tu blog. Me gusta, es muy elegante. Y siempre interesante lo que nos cuentas de una sociedad tan desconocida por estos lares. Un saludo desde España

 

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio