viernes, febrero 24, 2006

Boda a la japonesa



¡Ah, parejas! Siempre llega el momento aquel en que las mujeres no confían más en la palabra del hombre, y exigen un documento en el que quede registrado por escrito aquel juramento de amor eterno que por lo menos una vez por semana nos obligan a rehacer en voz alta: "Si mi amor, yo te amo".

El fin de semana pasado un buen amigo japonés, excompañero de laboratorio, hubo de cumplir con aquel requisito y se casó con su bella novia de seis años en una íntima ceremonia en Yokohama. Íntima, digo, si la comparamos a las ceremonias limeñas a las que entre parientes, vecinos, amigos de la infancia, amigos del colegio, amigos de la universidad, compañeros de trabajo, testigos, amigos de los padres, personas importantes, visitantes, colones, colados y demás, el número nunca baja de 300 ó 400 personas. En esta ceremonia, por el contrario, no fuimos más de 80 asistentes entre parientes del novio, de la novia, amigos, compañeros de trabajo y demás, lo que le daba un toque muy privado a la ceremonia.

Ésta se realizó en la capilla de uno de los hoteles más exclusivos de Japón, una moderna, simpática y muy acogedora capilla, con bancas acolchadas y calefacción, pero sin tablillas para arrodillarse ni las catorce Estaciones del Vía Crucis que normalmente adornan las paredes de toda iglesia. Por todo coro una japonesa de muy buena voz y vestida de monaguillo y todos los presentes, a quienes nos entregaron el "programa de ceremonia" con las canciones a cantar. Este programa incluía también la lectura bíblica de ocasión: Corintios I, 13:4-8.

Mi amigo no es cristiano, pero entiendo que las ceremonias cristianas están de moda por aquí gracias a Hollywood. ¡Todas las novias quieren casarse de blanco frente a un cura que pronuncie las palabras mágicas: "los declaro marido y mujer, puede usted besar a la novia..."! Los hoteles importantes tienen todos una pequeña capilla para aprovecharse de esto, muchos centros comerciales también (si, leyeron bien, centros comerciales) e inclusive Tokio Disneylandia ofrece paquetes especiales para casarte teniendo a Mickey y Minnie como testigos...

Todos hacen un buen negocio con los matrimonios cristianos. Todos, excepto la Iglesia. Pues claro, piénsenlo bien, ¿permitiría alguna Iglesia Cristiana (sea ésta Católica, Protestante, Anglicana o cualquier otra) realizar en uno de sus templos esta ceremonia sacramental, a parejas que no son cristianas? ¡Pues claro que no! ¿De dónde salió el sacerdote oficiador entonces? ¿Aquel el de la foto? La respuesta está en la sección de económicos de revistas para extranjeros...



Pues si. Esta ceremonia "cristiana" no fue más que actuación para los amigos. La verdadera ceremonia, privada y con acceso de sólo la familia celular, se realizó antes de esta otra, siguiendo los rituales sintoístas tradicionales. La ceremonia con el "sacerdote" extranjero en aquella "capilla" tan cómoda no fue sino una simpática representación. ¡Diantres! Admito que me engañaron por un momento. ¡La capilla no era sino un lindo teatro! Debí darme cuenta precisamente por la falta de las tablillas para arrodillarse y de las 14 Estaciones...

La ceremonia no faltó el respeto al sacramento cristiano. Usó parte de su simbología, es cierto, pero no se burló de él. Aunque entiendo que muchos cristianos se hubiesen sentido terriblemente ofendidos, yo no, lo siento. El supuesto Padre nunca tomó el pan ni el cáliz ni hizo el ademán de dirigirse a Dios, y sólo dirigió una bonita representación. Además, ¿acaso nos sentimos ofendidos con las ceremonias que Hollywood realiza para sus bodas de película? Si no nos quejamos públicamente cuando Joey casó a Mónica y Chandler en Friends, ¿porqué habríamos de hacerlo aquí? Y si en Lima se ha puesto de moda ofrecer sushi en la recepción posterior a la boda, ¿por qué los creadores de aquel manjar no podrían usar parte de nuestras ceremonias para darles más caché a las suyas?

Como sea, ceremonia pseudocristiana o no, mis mejores deseos a la pareja de que todas sus metas, deseos y sueños se cumplan. Que la vida les sonría y que coman perdices. Y que disfruten la vida al máximo, que ésta es una sóla.

¡Felicidades, mis amigos!

16 Comentarios:

El 24 febrero, 2006 03:01, Blogger Peppermint dijo...

Ahora que sé que mi cliente de RSS funciona bien, ¡¡¡MUAHAHAHAHAHAH!!!.

Giancarlo-San que bueno que te casaste en Lima, sino ésto te hubiera salido por un huevo y la yema del otro o mejor dicho, todos los órganos internos a pagar en cómodas cuotas mensuales.

No nos has contado cómo fué luego de la ceremonia, venga, ¡dinos! (o dimelo a mi, y yo se lo cuento a todo quisqui). ¿Hubo banquete? , ¿qué sirvieron?, ¿bailaron luego?, o ¿fué todo muy formal con música de piano?, ¡¡¡¡hombre por dios, queremos (quiero) detalles!!!!

Saudos cordiais dende Galicia.

 
El 24 febrero, 2006 04:19, Blogger Cloud Strife dijo...

Giancarlo, concuerdo con Peppermint. Faltaron detalles de la ceremonia, sin embargo no me hubiera imaginado que la ceremonia era actuación... en fin espeor que la recepción haya estado bonita y la ahyas disfrutado. C ya!

 
El 24 febrero, 2006 05:24, Blogger verolindapechocha dijo...

Detashes de la recepción Darling, todos queremos los chismes. Lo de la boda es "lo de menos" jajaja, aunque interesante enterarnos que todo era un teatro.

Y respecto al "contrato exigido" por las mujeres, pues yo he conocido muchos más casos en donde son los hombres quienes lo exigen...

 
El 24 febrero, 2006 09:31, Blogger The First of the Gang to Die dijo...

la novia tenia 6 años?!?!?!?!?!?!?!?







ja!

 
El 24 febrero, 2006 11:30, Blogger Fabricio Loayza Puch dijo...

Escuche que hacer de cura es uno de los trabajos de medio tiempo mejor remunerados para extranjeros en Japon, nada mas hace falta registrarte en la "agencia de curas", lucir lo suficientemente occidental, ya sabes, para que la dramatizacion luzca mas real y esperar que te llamen, creo que lo del japones no es imprescindible con otras agencias. Yo ya encargue un traje de cura, ahora solo estoy esperando que me llamen, jejeje. Saludos!!

 
El 24 febrero, 2006 16:46, Blogger Giancarlo dijo...

Pepper, César y Vero, no se preocupen que, cual anuncio del antiguo 24 Horas antes de ir a un corte comercial, ¡taaaaaaaaaambiéeeeeeeen vieeeeeeeeneeeeee.... la ceremonia de recepcióoooon! Este viajecito me regaló suficiente material para cinco o seis posts... ¡Golosos ustedes que quieren todo de inmediato! ¡Ja!

Pepper, ¡por fin conozco a mi segundo lector suscrito vía RSS! (El primero soy yo mismo... ¡Je!) Simple curiosidad, ¿cuál estás usando? GoogleReader me da algunos problemas (como mantener como "no leídos" algunos feeds que ya revisé), pero aún no me decido por otro... Es que eso de exportar todos mis feeds... ¡harto trabajo!

Vero, si es cierto lo que cuentas, tienes una historia para contarla en el programa de Ripley, que yo no conozco aún pareja matrimoniada a presión del novio...

Gang: ¡touché! ¡Jajaja! No me había percatado del detalle... pero allí lo dejo que suena divertido...

Fabricio, pues lo siento pero estás muy delgado para hacerla de sacerdote... ¿quién te va a creer con ese cuerpito esmirriado, eh? ¡Ja!

 
El 24 febrero, 2006 18:37, Anonymous Cris dijo...

Holas,

Esto se vuelve como un "dorama" de la TV japonesa... pero de los interesantes, no como los que están pasando últimamente!

Queremos "ver" yaaaaaa el siguiente capítulo! je je je je...

Saludos!

 
El 24 febrero, 2006 19:15, Blogger Peppermint dijo...

Giancarlo, cómo no... yo uso el cliente para RSS de mi browser, Opera.

En el menú principal tengo una sección de Feeds, y puego agregar lo que vea, te cuento también que con los feeds de bloguer lo tengo a huevo, porque en la misma barra de direcciones al final de la url aparece una etiqueta azul que resa RSS, asi que con darle click allí ya lo tengo. Es lo que hice para todos los blogs que tengo en mi lista. También puedo contestar mensajes vía RSS, pero depende de si el sitio lo permite.

Ahora si, esperaré a otro nuevo post tuyo contando lo que sigua de la boda.

TAMMMBIENNNNNNNNNN BIEEENEEEEEEEE

 
El 25 febrero, 2006 00:34, Anonymous julián dijo...

También me chocó un rato lo de "6 años.." bueno, interesante la boda, sigue contándonos más.

 
El 26 febrero, 2006 20:39, Anonymous Waterbaby dijo...

¿pues sabes que los novios japoneses vienen hasta España para casarse en un patio de la Alhambra de Granada entre maginificencia nazarí o en un castillo de los paradores? Y se traen a todos los invitados, y la novia, vestida occidental claro. Salio un reportaje en la tele sobre el tema en el telediario... impresionante.

 
El 27 febrero, 2006 03:03, Blogger Zuriñe Vázquez dijo...

Que curioso! siempre me dejas alucinada con tus historias de Japón. La verdad que los cristianos también lo vemos como un teatrillo a estas bodas, y de hecho son rituales que suponen regalos y un extra de dinero para empezar la vida en pareja. Y lo del anuncio es lo más!! Saludos

 
El 27 febrero, 2006 14:36, Blogger Yoshino dijo...

A mi me gusta participar en la boda como una invitada,pero no me gusta la GRAN FIESTA para mi con 100 personas en un lujoso hotel.Por eso tenía una pequeña fiesta entre las familias en un restaurante cuando me casé.
Bueno,las chicas tienen un sueño de ser una princesita.Entonces algunas parejas se van a un país occidental para celebrar su boda...

 
El 27 febrero, 2006 21:41, Anonymous Anónimo dijo...

Saludos
En esta otra isla la gente se sigue casando, pero aumentana cada vez màs las uniones consensuales, o uniones sin firmar papeles o contratos.
Interesante tu post.
Zenia desde: http://imaginados.blogia.com

 
El 28 febrero, 2006 21:40, Blogger Giancarlo dijo...

¡Jajaja! Me has hecho sentir como el nuevo Yon-sama, Cris, ¡jajaja!

Pepper, servida. Y a ver si te vienes a casar a Japón...

Julián, tienes razón. ¡Sutilezas del lenguaje! Pero también se puede leer de la otra forma (como que ha sido su novia durante seis años), así que prefiero no modificar el post.

Noticias nuevas, Waterbaby, ¡irse hasta España para casarse! ¡Guau!

Es verdad, Zuriñe, todo parece un teatro. Es como Navidad, nació con un buen sentido religioso, pero se ha terminado deformando hacia el comercialismo extremo.

Yoshino, me alegra saber que no caíste en la tentación. Yo tampoco tuve muchos invitados para mi boda, ya que prefería una reunión "de calidad" con mi familia, que una "masiva" con cientos de personas que no conozco...

Zenia, diste en el punto. Estar casado no garantiza felicidad eterna, ni dejar de estarlo te condena al sufrimiento. Y las uniones consensuales de las que hablas lo demuestran.

 
El 24 octubre, 2006 23:01, Anonymous Anónimo dijo...

Me ha interesado mucho tu blog, ¿sería posible que pudiéramos hablar en algún momento?
Mi dirección es:
mayrasparrow@yahoo.es

Muchas gracias.

 
El 27 abril, 2007 15:32, Blogger Gregorio dijo...

Un poco tarde, pero sacaste un artículo BUENÍSIMO!!! Gracias por regalarnos pequeñas perlas de la cultura nippona, como esa.

Saludos desde Colombia.

 

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Inicio