lunes, enero 08, 2007

Fiestas


¡Cuidado! ¡Hay un Santa Claus suelto!

¡Lo que son las cosas! Hoy, lunes 8 de enero, es el día de la mayoría de edad, feriado no laborable en el Japón. Sin embargo hace sólo un par de semanas, el lunes 25 de diciembre, Navidad para los despistados, fue un día laborable como todos los demás. Y es que sí, la Navidad llegó al Japón despojada de tu toda su magia religiosa y familiar, convertida en una fecha comercial más. "¡Compren! ¡Compren! ¡Aprovechen las ofertas navideñas!"

Hace poco más de un año les contaba como la Noche de Paz, Noche de Amor ha dejado la paz de lado y se ha convertido en estas tierras en una simple noche de amor, día perfecto para citas románticas de pareja, cenas a luz de vela en restaurantes costosos, con fin de fiesta en algún love hotel cercano.

Pero no me quejo. Total, nosotros también hemos convertido al Halloween en una simple noche de fiesta de disfraces.

Año Nuevo, en cambio, es toda una fiesta religiosa y de muchas tradiciones. Mientras en occidente hemos bailado hasta el amanecer (con aguadito incluido), quemando fuegos artificiales al por mayor e inaugurando ropa interior amarilla (¿en qué otro país comparten esta tradición?), en el Japón las familias se reúnen alrededor de platos especiales, viendo televisión hasta tarde y visitando al día siguiente varios templos para pedirle a los dioses mucha fortuna para el año que se inicia.

Es verdad, Japón es un mundo aparte.

¡Un muy Feliz Año a todos ustedes! Que vuestros mejores deseos se vean cumplidos este 2007, año del Jabalí.

明けましておめでとうございます、今年もよろしくお願いします。

Etiquetas:

lunes, enero 01, 2007

El 2006 desde Japón

ENERO

  • ¡A comprar! ¡A comprar! ¡Que el mundo se va a acabar! ¿Se arriesgarían a pagar 100 dólares por una bolsa sellada, de la que no tienen idea qué contiene? Démosle un vistazo a las fuku-bukuro o "bolsas de la suerte", perfecto ejemplo del consumismo japonés, típicas de año nuevo.
  • La Cultura del Gambaru. Hace un año hoy les contaba sobre aquella compañera que, a pesar de no haber concluído con su tesis como ella y su asesor esperaban, iba a aprobar el curso de maestría debido al esfuerzo puesto a lo largo del año. Este año tengo otra compañera en similar situación que, debido a que no ha demostrado haberse esforzado tanto como aquella, es probable que no apruebe el curso. Sí, en todos lados se cuecen habas...

FEBRERO

  • ¡Buena suerte! (con un Kit Kat) Japón es un país de tradiciones, de tradiciones Y DE supersticiones. Al comenzar febrero dimos una vuelta alrededor de las más interesantes y conocidas, desde aquella que prohíbe la venta de artículos en paquetes de a cuatro (un tercio de docena), hasta aquella que ha convertido al Kit Kat en un amuleto de buena suerte al dar algún examen importante.
  • De matrimonio, dinero y otras pepas... ¿Piensas casarte en el Japón? ¡Piénsalo dos veces! Las tradiciones locales son muy costosas, para ti y tus invitados...
  • Santa Valentina. De como aquella costumbre occidental de regalar chocolates a las novias en San Valentín, aquí cambió alegremente de dirección y terminó convirtiéndonos a nosotros, sorprendidos varones, en receptores de pequeñas cajas de bombones.
  • Boda a la japonesa. ¿La boda de tus sueños incluye un vestido blanco y las palabras de un sacerdote instruyendo al novio "puede usted besar a la novia"? ¿Y resulta que no eres cristiana? ¡No importa! ¡Ven al Japón y contrata - por una módica suma - una falsa capilla y un falso sacerdote que harán de tu sueño una realidad!
  • ¿La recepción más alta del mundo? ¿Odias bailar? ¿Te resistes a casarte por el pavor que te produce la idea de estar al centro de una pista de baile repitiendo mentalmente uno-dos-uno-dos-uno-dos mientras tratas de recordar los pasos del Danubio Azul? ¡Entonces tienes un motivo más para casarte en el Japón! Es que sí, Shall We Dansu? contaba una historia real, aquí nadie baila, así sea una fiesta de matrimonio.

MARZO

  • Viajando en Shinkansen. Mi primera experiencia en un tren bala. Y el primer video que posteé en esta página. ¡Disfrútenlo pero cuidado con el vértigo!
  • En un laboratorio vacío. El año pasado todos mis compañeros tomaron vacaciones este mes, luego de concluir un largo proceso de búsqueda de empleo... ¡con un año de anticipación! ¿Qué, cómo, porqué? Una leída a este artículo se los explicará.
  • Nieve pa'qué te quiero... Algunas vistas de Kioto, bajo un invernal manto blanco.
  • ¡Ay, mujeres...! ¡El caso ha quedado cerrado! ¡Aquella verdad de perogrullo quedó demostrada! Señoras y señores, que no se dude más: todas las mujeres SON IGUALES.
  • La Yakuza. Seguro más de uno se pregunta quiénes son, de dónde vienen, a que dedican el tiempo libre... Una leída a este artículo responderá algunas de estas preguntas, y los dejará con muchas más.
  • ♪ No es más que un hasta luego... ♪ Marzo, el mes de las despedidas... ¡Snif!
  • El desorden va por dentro. De cómo los japoneses son pulcros, lindos y ordenados... ¡pero sólo hacia afuera!
  • Un pez fuera del agua. De cómo, sin querer queriendo, llegué a extrañar aquella humedad limeña que la que alguna vez juré desligarme. Aún no extraño la prensa chicha, pero evitaré cantar victoria por unos años más...
  • El BB de Yahoo! Vivir en un país adelantado tecnológicamente como éste, tiene sus ventajas. Una conexión ADSL a internet de 50Mbps por el mismo precio que pagaba en Lima por una de 600kbps es, sin lugar a dudas, una de las mejores.

ABRIL

  • Yokohama. Japón fue alguna vez un país cerrado al mundo exterior. Y Yokohama fue la primera ciudad en ser abierta... a la fuerza (¡por nada más y nada menos que una flota norteamericana!). Este fue el post menos comentado del año, así que no me opongo si alguno de ustedes decide dejar una nota por allí...
  • Noticias parroquiales. Un breve recuento de los cambios estéticos que sufrió este blog. De azul a blanco sin escalas intermedias.
  • ¡Ah, la televisión! Japón es un mundo aparte, no hay duda. Y para muestra un botón: la locura de la televisión japonesa. Disfruten los videos linkeados aquí hasta que, bueno, hasta que YouTube y Google decidan darlos de baja.
  • Más vale perder un minuto en la vida... Una breve nota al aniversario del último accidente ferroviaro japonés. 107 personas murieron esa mañana en un accidente que le costó la cabeza al presidente de Japan Railways.

MAYO


  • ¡Qué bien juegas al béisbol! Y yo, como buen latino, me la creí... Un breve comentario sobre la costumbre japonesa de alabar cualquier cosa que hagas. Excelente para el ego.
  • Cenando pasta fría. Y pescado crudo. De cómo unos ingredientes que suenan tan mal, pueden ser realmente tan ricos.
  • Desde Demachiyanagi hasta Kawabatamarutamachi. Errrr... ¿podrías repetir eso por favor? Sobre la escritura japonesa... ¡y la importancia de saber inglés en el Japón!
  • El placer de la música en vivo. Red Hot Chili Peppers, Lenny Kravitz, Black Eyed Peas, Michelle Branch, Paul Weller, Josh Todd, Aerosmith, The Who... ¿quién dijo que vivir en el Japón era aburrido?
  • El país del sol naciente. ¿Nunca se han preguntado porqué le dicen siempre al Japón "el país del sol naciente"? La respuesta era más simple de lo que parecía...

JUNIO

  • Y esto, ¿qué es? Si recién llegas por aquí, fíjate en estas dos fotos y cuéntanos si adivinas de qué se trata. La respuesta en el siguiente post...
  • Seguridad en las calles. Otra de las ventajas de vivir en un país civilizado.
  • Akihabara. Paraíso geek por excelencia. Y aún si no eres geek, destino obligado en cualquier visita a Tokio.
  • Tragedia huevera. Niños, no intenten esto en casa sin supervisión adulta.
  • Machismo en el Japón. Otra de las ventajas de vivir en este país: ¡aquí los hombres llevamos la ventaja! A disfrutar, chicos...
  • El costo del sueño de la casa propia. Si el Rey de la Papa vendiese su mansión limeña, no podría pagar aquí más que un departamento de 100m².
  • ¡Ay, las bicicletas! Las combis de la muerte japonesas.
  • Mujer Soltera Busca. Pequeñas notas encontradas en la sección de anuncios económicos de una revista japonesa dirigida a público extranjero.

JULIO

  • Tanabata. Una romántica tradición oral japonesa. Que aquí encontrarás por escrito...
  • Combustibles en el Japón. ¿Cuánto costaría llenar el tanque de tu auto en estas islas? Una leída a este artículo te aclarará las cosas.
  • Gion Matsuri. El festival más grande de Kioto. Si planeas visitar el Japón en verano, te aconsejo hacerlo coincidir con estas fiestas.
  • Noriko y Hiromi. ¡De cómo conocí a dos japonesas que sabían más de música andina que yo!
  • Para los largos viajes por carretera. Sobre las famosas islas de descanso que hacen que pagar 20 ó 30 dólares de peaje, no suene tan absurdo.

AGOSTO

  • Desde el beer garden. Una de las, ejem, más saludables costumbres del verano japonés... ¡cerveza a discreción!
  • De manuales, procedimientos y otras pepas. Un japonés no funciona si no tiene un manual que le diga qué tiene que hacer. Y no, no hablo de robots japoneses, sino de los mismos japoneses.
  • Fugu, o la ruleta rusa japonesa. De aquella vez que probé aquel pescadito que, por su peligrosidad y toxicidad, el mismo Emperador está prohibido de probar. Esta vez tenemos un delicioso plato del que no podemos decir que es un "manjar de reyes"...

SETIEMBRE

  • Una casa compacta. Una casa que, de tener cochera, ¡duplicaría su área techada! (y no, no lo decimos porque el dueño tenga ningún auto gigantesco...) Un ejemplo más de lo compacto del mundo japonés...

OCTUBRE

  • Pues, a cambiar el guardarropa, ¿no? ¿Se le puede creer a un ingeniero hablando de moda? Denle una leída a este análisis de la moda otoñal japonesa y me contarán si suena razonable. Y, mientras tanto, disfruten de la moda local...

NOVIEMBRE

  • Engrish. De los delirantes textos en inglés que encontrarán al pasear por las calles de estas islas. Prohibido reírse.
  • En un McDonald's. Una investigación secreta llevada a cabo por este blog, pobre pero honrado, desenmascarando a makudonarudo, la versión local de McDonald's.
  • 48th November Festival. No existe universidad sin juerga. Acompáñenme a visitar un festival estudiantil universitario, y a conocer a sus delirantes personajes.

DICIEMBRE

  • Museo de John Lennon. El único museo dedicado a la vida y obra del ex Beatle está localizado, no en su Liverpool natal, sino en Saitama, una ciudad satélite a menos de una hora de Tokio. Si no tienen suficiente para el pasaje aéreo, acompáñenme en un pequeño tour virtual.

Un año ha pasado desde mi anterior resumen anual, un año que me ha hecho 365 días más experto en cultura japonesa, y 365 días más inexperto en cultura latina. Gracias por compartir conmigo algunos de estos 47 artículos que espero hayan disfrutado, siquiera, la mitad de lo que yo he disfrutado escribiéndolos.

¡Domo Arigatou Gozaimasu!

Giancarlo

Etiquetas: