domingo, junio 25, 2006

Mujer Soltera Busca

Los siguientes avisos fueron publicados en la sección "busco amigos" de una revista para extranjeros en Japón. Las cuentas de correo son reales (algunas son demasiado graciosas para no incluirlas), pero he cambiado el nombre de los servidores de email para evitarles spam (Prueben Mailinator, un gran servicio).

WM: Western Male (Hombre occidental)
WF: Western Female (Mujer occidental)
JM: Japanese Male (Hombre japonés)
JF: Japanese Female (Mujer japonesa)

Me recuerdan los anuncios de la desaparecida Desegundamano.

BRITÁNICO BUSCA CHICA Hombre busca chicas de cualquier edad o color para pasar momentos románticos y apasionados. Champaña, buena comida y grandes besos serán de rigor! Envíame un mensaje y cuéntame qué te emociona y cómo mejorar tu vida :) Email: richmondfontaine@mailinator.com

ALGÚN SUDAMERICANO? Hola, oi, hey, what's up? Soy una japonesa de 19 años, y estoy realmente, realmente interesada en las culturas sudamericanas. No me interesa la edad ni nada, sólo ponte en contacto conmigo! Email: 1-in-a-million-0623@mailinator.com

JAPONESA CASADA Mujer mayor busca un joven inteligente 25-40 años que pueda comprender el corazón de una mujer sensible. Comprensión, consideración y madurez son necesidades complementarias. Si estás cansado de ser tratado muy a la ligera por net surfers, entonces somos el uno para el otro. Hablemos. Email: anannice2005@mailinator.com

JAPONÉS GUAPÍSIMO BUSCA WF Japonés guapísimo (180 cm, 29 años) busca mujer blanca para una relación casual en Osaka. Viví en un país extranjero y hablo un buen inglés. Intercambiemos correos y fotos. Email: zestful05@mailinator.com

BUSCANDO NOVIO (33, JF) Estoy buscando un atractivo WM que sea alto, atlético y con sentido del humor (obligatorio), y que también le gusten los perros! Como mi novio deberás salir conmigo a pasear, ver TV, ir al cine, escuchar música y disfrutar de los deportes. Si estás interesado, contáctate conmigo! Gracias. SOLO PERSONAS SERIAS! Email: luckyluckyclover@mailinator.com

CHICO AUSTRALIANO Buscando una JF, 23-30, para pasar el rato los fines de semana. Me gusta conversar tras una taza de café en japonés o inglés. Prefiero cerca a Umeda o Namba. No te contactes conmigo si estás buscando clases gratuitas de inglés. Beelze@mailinator.com

BUSCANDO UN POCO DE AVENTURA! Hombre casado busca un pequeño amor en Osaka. Estoy buscando una chica interesante, divertida y aventurera con un gran corazón y buen sentido del humor. Tengo 34 años y me gusta beber y bailar. Email: starfirewaterearth@mailinator.com

SUBSLIDE Guapo WM (medianamente fluido en japonés) busca JF para diversión física (y mental). En cantidades industriales. Espero tu respuesta. AHORA. Email: subslide@mailinator.com

CANADIENSE Canadiense de 30 años busca chicos japoneses para diversión sin ataduras. Email: libracante@mailinator.com

BUSCANDO MUJERES CASADAS Chico Neozelandés en sus 30s busca mujer casada para intercambiar correo y una secreta amistad. Si estás interesada, escríbeme. Email: nzhello@mailinator.com

MUJER? CASADA? BUSCANDO... algo secreto? Algo divertido y excitante? WM amigable y guapo, 34 años, esperándo encontrarte para reuniones secretas... Email: secretdate@mailinator.com

LE DARÉ COLOR A TU VIDA Ingeniero extranjero, joven y energético, de lengua materna inglés, que se va a quedar por un año en Kobe, busca chica (soltera o casada), de corazón joven, para una relación romántica. Puedo ayudarte a mejorar tu inglés. Email: springdelight2006@mailinator.com

HOMBRE ATRACTIVO PERO CASADO busca una guapa novia para romper la rutina. Soy llevadero, amable y busco una nueva influencia en mi vida. Hablemos y pasémosla bien! Me gusta bromear, cocinar, el arte, cantar, y escribir cuentos cortos. Escríbeme. Email: welle321@mailinator.com

MUJER CASADA JAPONESA En sus 40s, busca alguien especial para una relación de largo plazo fuera de la vida conyugal. Quiero disfrutar de conversaciones intelectuales, la naturaleza, películas, cenas agradables, museos, con apoyo mutuo y consideración. Te puedo enseñar japonés si me ayudas con mi inglés. Escríbeme y pasemos tiempo juntos. Email: sunshineitumo@mailinator.com

PLACER SENSUAL Extranjero profesional de 34 años, de buena imagen, busca JF casada o soltera para buscar placeres sensuales. De preferencia en Osaka o Minami. Email: rinkubell@mailinator.com

DOCTOR FEELGOOD Soy un doctor especializado en hacer sentir a las mujeres asombrosamente bien. Soy británico, tengo 28 años, y estoy entrenado en el arte de otorgar los máximos placeres. Si quieres pasar el momento más erótico, apasionado y estimulante de tu vida, escríbeme tan pronto puedas. Email: asgoodasabluemovie@mailinator.com

_________________
Artículos relacionados:
- Machismo en el Japón
- ¡Ay, mujeres...!
- De matrimonio, dinero y otras pepas...

lunes, junio 19, 2006

¡Ay, las bicicletas!


Bicicletas estacionadas al lado de un letrero de "prohibido estacionar bicicletas"

Japón tiene sus propias combis de la muerte: las bicicletas.

El transporte público, me han escuchado decirlo muchas veces, es extraordinariamente puntual, limpio y seguro. El transporte particular es también muy bueno, y todo el mundo es muy respetuoso de las leyes de tránsito. Las bicicletas en cambio, ¡ay las bicicletas!, parecen manejadas por nuestros queridos choferes de combi, y así de miedo me dan.

Veamos:
  • Las bicicletas circulan por las veredas, pero casi nunca por los espacios destinados a ellas.
  • Si hay personas en la vereda, en lugar de darles prioridad comenzarán a tocar el timbre inmisericordemente hasta que los pobres se hagan a un lado.
  • Si llueve, verán a los ciclistas haciendo malabares para sostener el paraguas con una mano, mientras controlan el manubrio con la otra (a pesar que es ilegal hacerlo así).
  • Si llegan a un cruce con el semáforo en rojo y no ven ningún vehículo en la dirección contraria, muy probablemente lo cruzarán sin pensar.
  • Si tienen que estacionar la bicicleta para entrar a un restaurante o a cualquier edificio, la dejarán en la calle interrumpiendo el tránsito de las demás bicicletas, peatones y, muy probablemente, interrumpiendo también las señales puestas en las veredas para los invidentes.
  • Y si el lugar tiene un letrero muy grande con la señal de "prohibido estacionar bicicletas", ¡con seguridad estará lleno de bicicletas! (ver fotografía)
No tengo idea de por qué ocurre esto, pero me atrevería a afirmar que se debe a que a) la mayor cantidad de usuarios de bicicletas en esta ciudad son jóvenes de menos de 22 años (i.e., son choferes no completamente maduros), y b) a que no se suelen penar las infracciones al código ciclista (los choferes de vehículos automotores, por otro lado, corren el riesgo de recibir grandes multas, de ver incrementado el costo de su seguro obligatorio, o de perder la licencia).

Con tanto chofer inmaduro que tenemos en latinoamérica, y la facilidad con que podemos evitar las multas, no es de sorprender que nuestro tránsito sea tan caótico como el de los ciclistas por aquí. O más bien que el de los ciclistas aquí se parezca tanto a nuestro tránsito urbano latino.

Y es que en todos lados se cuecen habas...

_________________
Artículo relacionado:
- Estacionamiento universitario

jueves, junio 15, 2006

El costo del sueño de la casa propia

Los japoneses, ahora enfrentados (junto con Europa) a una tasa de crecimiento poblacional negativa (cada año hay menos gente), fueron alguna vez como los conejos (¿sería por falta de televisión?) y lograron poblar estas islas, que en superficie no tienen más que un tercio del territorio peruano, con 125 millones de personas.

Para hacerse una idea de lo que eso significa, traten de reducir el Perú sólo a una tercera parte de su territorio, digamos la sierra, y que cada uno se automultiplique por cinco. O, lo que es lo mismo, multipliquen a nuestra actual población por quince. 375 millones de personas ¡Guau! ¡Eso es bastante gente!

Para lograr meter en el espacio en que cada uno de nosotros vive a cinco personas, las casas han de ser mucho más pequeñas. Y mucho más caras. Sobre todo en las grandes ciudades, ya que uno siempre puede irse a vivir al campo donde los precios serán menores, pero desde donde el transporte a la ciudad será más caro.

A espaldas de mi departamento construyeron hace unos meses unas pequeñas viviendas. Todas ellas tienen estructura de madera y acabados prefabricados. Son simpáticas pero no son la gran cosa. Cada una está construída sobre un terreno entre 75 y 90 metros cuadrados, tiene dos pisos, y no mucho más. Veamos la descripción de una de ellas:

Primer piso
  • Estacionamiento para dos autos (cosa que es inhabitual en una casa de este tamaño)
  • Porche de entrada
  • Un pequeño vestíbulo
  • Lavatorio, baño y ofuro (en Japón el lavatorio, el inodoro y la tina de baño están en cuartos independientes)
  • Sala-comedor-cocina de 16.5 "tatamis" (más o menos 30 m²)
Segundo piso
  • Dos habitaciones de 6 "tatamis" (más o menos 11 m²)
  • Una habitación principal de 7.5 "tatamis" (13.7 m²)
  • Baño (sólo inodoro)
  • Balcón
  • Tendedero (diminuto)
  • Dos clósets
Hagan click sobre la fotografía para ver una ampliación y los detalles del plano.



El área construída es de 87 m², sobre un terreno de 95m². ¿El precio? 41 millones de yenes o, aproximadamente, 410,000 dólares.



El valor de un metro cuadrado de terreno será proporcional a su cercanía al centro de la ciudad, a estaciones de tren o metro, a paraderos de bus, a supermercados, a farmacias, a minimercados y a restaurantes. Y también, por supuesto, al caché del barrio. Estas casas están en una zona de clase media, digamos un "San Borja", y tiene estaciones de tren a dos cuadras, de bus a cuatro, un supermercado a una y otro a cuatro, una farmacia a una cuadra y restaurantes por doquier. No es un barrio muy adinerado, pero es bastante conveniente, así que el costo de terreno es medianamente alto. Igual, ¿se imaginarían tener que pagar 410 mil dólares por una casa de menos de 100 metros cuadrados en San Borja?

Por otro lado, los estacionamientos están pensados (casi siempre) en los microautos japoneses. Si tienes un sedán mediano, como un Peugeot 406, un Toyota Corona o un Nissan Sentra, es muy probable que tu auto "sobresalga un poco" de la cochera...



Disfruten vuestras grandes mansiones, que por aquí una casa de 300 metros cuadrados ¡puede superar muy fácilmente el millón de dólares!

(¿Podré conseguir un japonés que quiera comprar la mía en Lima...?)

lunes, junio 12, 2006

Machismo en el Japón


Vagón de tren sólo para mujeres

Hace unos días les contaba sobre el origen del nombre del Japón y, si estuvieron atentos, se habrán percatado que en aquella época este país estuvo gobernado por una mujer, la Emperatriz Suiko. En efecto, al comienzo hombres y mujeres tenían más o menos los mismos derechos y deberes, y ésta era una sociedad bastante igualitaria.

Hace unos meses un panel de expertos recomendó modificar la actual ley imperial japonesa que sólo permite hombres en el trono, a fin de que una mujer pueda ser nombrada Emperatriz. Claro que más que fruto de los tiempos modernos, esta recomendación nace de la pura necesidad imperial, ya que el actual Emperador no tiene nietos sino sólo una nieta y, de no modificarse la ley, el trono podría quedar vacante. Esta fue entonces una recomentación acomodada a la necesidad de la línea imperial, disfrazada de igualitaria.

¿En qué momento se volvió machista este pais?

Aparentemente el problema data del siglo VII u VIII, durante la concepción de los clanes japoneses (estructuras familiares muy jerarquizadas en que el jefe es el hombre de mayor edad, y en que las mujeres tenían responsabilidades mínimas), y es oficializado de facto con la llegada del confucionismo (que establecía lugares específicos en la sociedad para hombres y mujeres).

La situación se mantuvo así por más de mil años, hasta que la derrota del Japón en la Segunda Guerra Mundial los obligó a aceptar una constitución preparada por los Estados Unidos. Esta nueva constitución incluía, entre muchas nuevas disposiciones, la igualdad entre hombres y mujeres.

La situación ha cambiado, y bastante, desde aquellos primeros años del confucionismo. Pero este pais, por donde se lo mire, no ha dejado de ser bastante machista. Veamos algunos ejemplos:
  1. Cuando una mujer se casa, no sólo pierde su apellido sino que deja de pertenecer a su familia y pasa a ser parte de la familia del esposo. Esto ocurrió por ejemplo con la Princesa Sayako, hija del Emperador, que al casarse con su novio que no pertenecía a la nobleza, pasó a convertirse en una plebeya más perdiendo todos sus derechos reales
  2. No es poco habitual que las mujeres renuncien a su empleo al casarse para "hacerse cargo de su hogar"
  3. Los hombres, en cambio, seguirán trabajando y más bien recibirán un aumento de sueldo por "los gastos extras". He escuchado que en algunos casos, cuando la mujer decide seguir trabajando, puede inclusive recibir una reducción de sueldo pues "será mantenida por su marido"
  4. Los casos de seku-hara, acoso sexual, son bastante comunes en las oficinas y universidades, pero son raramente denunciados
  5. Los casos de groping, manoseo en los trenes, han llegado a ser tan comunes que la única solución que se les ocurrió a las autoridades fue la de establecer vagones "sólo para mujeres"
  6. Si una chica no se casa antes de los 25 años será llamada un Christmas' Cake, pues "nadie los quiere después del 25..."
Y la lista continúa casi ad infinitum.

¿Y cómo sería de otra forma, si el machismo está presente hasta en el idioma japonés? Veamos, por ejemplo, como se descomponen las palabras esposo y esposa en función de sus kanjis y radicales (cuadro preparado por Kirai):



¿Y ustedes pensaban que los latinos éramos machistas? Piénsenlo nuevamente...

domingo, junio 11, 2006

Tragedia huevera



¡Es verdad! ¡Es verdad!
¡Los huevos estallaban en el microondas!
Y, lo que es peor, ¡en la propia cara del cocinero!
(Y eso que calenté el mío por sólo 30 segundos...)
Niños, no intenten cocinar huevos en el microondas.
Eso déjenselo a los profesionales... como yo.
¡Je!

miércoles, junio 07, 2006

Akihabara



Akihabara es al geek lo que el Vaticano es al católico: la capital suprema, el punto de peregrinación obligatorio, la meca. Un geek no puede morir sin haber pisado Akihabara.

¿Recuerdan Paruro, en su época de máximo esplendor como centro electrónico limeño? Multipliquen su extensión unas veinte veces a lo largo, unas treinta a lo ancho, y unas diez a lo alto, y se harán una leve idea de lo que Akihabara es: todo un distrito dedicado a la venta de artículos electrónicos, computadoras, software, mangas, anime, videojuegos y demás artículos indispensables para cualquier geek (o nerd) que se respete.

Akihabara (Akiba para los amigos) nació como un barrio de clase media baja allá por el siglo XIX, se transformó en un importante punto de conexión ferroviaria en 1932 y, después de la segunda guerra mundial, en un importante mercado negro para la compra de tubos catódicos, componentes de radio y otros artículos eléctricos. En los 80s se convierte en el centro de la venta de videojuegos, en los 90s de computadoras, y en el siglo XXI se erige como el Cuzco (el ombligo del mundo) del anime, manga y demás productos relacionados.


Una vista de la avenida Chuo, la principal en Akihabara, donde se encuentran las principales tiendas de productos nuevos


¿Recuerdan la Genesis, la Saturn o la Dreamcast? ¿Sega Sports, Sonic the Hedgehog, Virtua Fighter o The House of the Dead? ¡Long life to SEGA!


En las pequeñas calles laterales próximas a la avenida Chuo, se encuentran las tiendas de venta de partes de computadora, nuevas y usadas


También tiendas especializadas en viedojuegos, películas, revistas de manga y demás productos para adultos


Miles de jugueterías basadas exclusivamente en personajes de anime japonés


¿Alguien dijo Mazinger Z? ¿Ultraman? ¡Éste es el paraíso!


Cuando se habla de grandes tiendas de productos electrónicos, estamos hablando realmente en grande. El local de Yodobashi Camera en Akihabara (que vende mucho más que sólo cámaras fotográficas) tiene ¡nueve pisos!

La última moda en Akihabara son los Meido-kissa o Maid Café, pequeños cafetines en que las meseras visten de mucamas francesas, y te hablan en un japonés súper formal, como si fueses un rey o príncipe. ¡¿Quién no quisiera ser recibido en su restaurante favorito con un tierno "bienvenido a casa, amo" de bienvenida?!

Por supuesto en este lugar puedes encontrar también los gadgets más insólitos como las memorias USB con forma de sushi, el parlante con forma de pez que baila al ritmo de la música, o las memorias USB de Hello Kitty.

Si te sientes un geek incomprendido, un nerd, un otaku, ¡no lo pienses dos veces, arma tus maletas y date una vuelta por Akihabara, donde te sentirás en tu ambiente!

martes, junio 06, 2006

Seguridad en las calles

A riesgo que uno de mis amigos me acuse de ser demasiado "positivista" al hablar de Japón (yo sé que estás allí escondido leyendo esto, mi querido Pepe-san), ninguna descripción de este pais estará completa si no menciona la extraordinaria sensación de seguridad que se tiene al recorrer sus calles.

No todo es perfecto en estas islas, por supuesto, aquí muchas cosas no funcionan como deberían, pero el poder caminar por las calles de la ciudad sin preocuparte de que roben el reloj, el celular o la billetera, es una experiencia sublime (sobre todo viniendo de una ciudad como Lima).

A continuación algunas fotografías para que se hagan una mejor idea de lo que hablo (como siempre, hagan click en cualquiera de ellas para ampliarla).

La primera foto fue tomada durante Gion Matsuri, uno de los festivales más grandes de Japón que atrae a unas 200,000 personas al año. Las cámaras y lentes de estos fotógrafos no bajan de 2,000 dólares cada una y, como ven, no están encadenadas a sus dueños. ¿Se imaginan llevar las mismas cámaras al centro de Lima para tomar fotos de la Procesión del Señor de los Milagros?



Como por aquí la lluvia es lluvia de verdad (no la garuíta maricona de Lima), tener un buen paraguas es obligatorio. Hay de todos los precios, por supuesto, pero nadie duda en dejar el suyo en estos paragüeros ubicados en las puertas de todos los locales. Total, ¿quién se va a robar uno?



Esta foto es de una de las esquinas más transitadas en Kioto, y todos llevan sus bolsas y carteras como si estuviesen en el lugar más seguro de Lima.



El otoño kiotense es mucho más frío que el invierno limeño, pero aún así hay bastante luz y dan buenas ganas de tomarse un café en una mesa al aire libre. Para quienes se atreven, este cafetín ofrece unas mantas para cubrirte las piernas que están allí, a vista y paciencia de todo el mundo, en una calle cualquiera de la ciudad. Llegas, compras un café, sales a la calle, te sientas en una de estas mesas y te cubres con la manta. Cuando terminas la doblas, la dejas donde estaba, devuelves tu bandeja con la taza de café y te vas.



Asahi es una cadena de tiendas de venta de bicicletas. Tienen cientos de ellas en exposición, muchas de ellas en la calle sin ninguna cadena ni seguro especial.



Esta es una librería que tiene sus revistas en un estante exterior para atraer curiosos. Llegas, hojeas las revistas que se te antojen, escoges una, entras al local, pagas por ella y te vas.



Una motocicleta estacionada en la puerta de un supermercado. ¿Ven el casco colgado del manubrio?



Y esta última es para quienes esperaron la respuesta a la pregunta del post anterior. El dueño de esta motocicleta dejó la suya estacionada y se fue de viaje por varios meses. En Lima, hace mucho tiempo que hubiesen desaparecido como mínimo los espejos, las ruedas y los controles (o como máximo toda la motocicleta). Aquí esta moto está tan segura en la calle, que hasta el moho crece en ella...



Imagino que no todas las ciudades son tan seguras (y además cualquier japonés te dirá que su país no es tan seguro como antes), pero después de vivir en una ciudad en la que desarrollas ojos en la nuca para asegurarte que nadie te sigue, en que escondes la billetera en algún bolsillo secreto del pantalón para caminar por la calle, en que no osarías sacar el celular en el bus y te haces el loco cuando timbra, y en que necesitas cuatro llaves para entrar a tu casa (para abrir todas las rejas, cadenas, cantol y demás), mudarte a Kioto y olvidarte de ese estado de tensión permanente es toda una delicia.

Y yo, como siempre, me pregunto, ¿qué tendríamos que hacer en el Perú para vivir en un estado de seguridad similar?

En fin, soñar no cuesta nada...

viernes, junio 02, 2006

Y esto, ¿qué es?





Éste es un post muy corto. Veamos quién adivina de qué son las fotos...
(Como siempre, hagan click en cualquiera para ampliarla)