viernes, mayo 27, 2005

Ballena



A pesar de muchos pedidos de organizaciones ambientalistas alrededor del mundo, Japón es uno de los pocos países en que se puede consumir ballena. Y como yo no soy ambientalista, me fui con unos amigos a probar esta famosa carne a un restaurante en Osaka hace algunos meses...

¿Mi opinión? No fue la gran cosa. Algo dura y grasosa, aunque para nada desagradable. Pero claro, hay opiniones y opiniones, así que mejor fórmense la vuestra propia y pidan un plato. Claro que en el Perú no la pueden encontrar, así que si se les anotoja, programen un viaje a Japón, Noruega o Islandia. Eso sí, es bastante cara (¡sin considerar el viaje, claro!), supongo que porque la oferta no es mucha (digo, no en Japón sino en el mundo) así lleven una buena tarjeta de crédito para poder pagar la cuenta al final de la cena...

¿Y mi opinión sobre la caza de ballenas? Pues creo, parafraseando a un famoso locutor deportivo peruano "que no es correcta ni incorrecta sino todo lo contrario" (¿?). Si los hindúes no nos descalifican por comer vacas, ¿por qué nosotros lo vamos a hacer con los japoneses, para quienes la carne de ballena ha sido siempre parte de su menú? Es cierto, no necesitamos comer ballenas, pero si lo piensan bien, con el mismo argumento tampoco necesitamos comer cerdo. O pollo. ¡O vacas! ¿Que las pobres ballenas son cazadas y muertas y se las hace sufrir mucho? Pues por lo menos disfrutaron la mayor parte de sus años viviendo en libertad y comiendo lo que querían, y no come las pobres reses que viven en establos, comiendo comida que las haga más sabrosas al paladar humano (pero que ellas no escogen) y destinadas TODAS a morir y terminar en un plato junto a papas fritas...

En fin, no soy defensor de la caza de ballenas sino de la libre decisión. Si los japoneses quieren comer ballena, que lo hagan. ¡Y que me sirvan un plato más!

martes, mayo 24, 2005

¡Karaoke!



Hace un año llegué a mi primer karaoke en Japón. Y debo admitir que, a pesar de que nunca me ha gustado del todo, me divertí de lo lindo...

El karaoke nació en Japón hace ya unos buenos 20-30 años (aunque, como siempre, hay alguien más que dice haberlo inventado en Estados Unidos mucho antes) y es una pasión nacional. Hay locales de karaoke casi en cualquier calle y, por una módica suma, un grupo de amigos puede rentar un "karaoke box" (es decir, un privado) y despacharse a sus anchas. Algunos locales otorgan descuentos para horarios poco atractivos (por ejemplo, de 1am a 7am), y a veces resulta mucho más barato quedarse a dormir en uno de ellos que en un hotel (¡tomen nota quienes están viajando con el presupuesto ajustado!).

¿Nunca se preguntaron qué quiere decir karaoke? Para los hinchas acérrimos, en japonés se escribe así: カラオケ, y quiere decir (literalmente) "orquesta vacía", es decir, sin cantante (¡tú eres el cantante!).

Si alguna vez llegan por estas tierras, no dejen de visitar uno. Puede que no sean fanáticos de cantar en público (¡yo no lo soy ni de cantar en la ducha!) pero llegar aquí y no intentarlo una vez, es como viajar al Perú y no probar un buen pisco sour... ¡Dixit!